El School Team suma sus dos primeras victorias de la temporada

El School Team de Monlau Repsol Technical School fue protagonista de excepción en la segunda cita del Campeonato de España de Superbike, que tuvo lugar el pasado fin de semana en el Circuit de Barcelona-Catalunya. El equipo barcelonés evidenció una clara mejoría respecto al anterior meeting que le permitió conseguir la victoria en las dos carreras y sumar otros dos podios.
Los triunfos fueron para Brian Uriarte, que con esta doble victoria se coloca a 11 puntos del liderato en la categoría de Moto4. El cántabro dio un importante golpe de autoridad después del primer meeting disputado en Navarra, donde ni él ni su compañero Pol Solà fueron capaces de seguir el ritmo de su gran adversario en este inicio de temporada, el piloto del Gasss Racing Team Máximo Martínez. En esta ocasión, los tres rodaron juntos en cabeza y se repartieron las tres primeras plazas en ambas carreras.
Uno de los motivos que explican el éxito en Barcelona fue la puesta a punto de las motos. El trabajo colectivo del equipo resultó impecable y las tres motos rindieron a un altísimo nivel, desde los primeros entrenamientos libres hasta las carreras. La primera gran piedra de toque fueron los entrenamientos cronometrados, en los que Gonzalo Pérez consiguió el tercer mejor registro de la sesión (2:00.300) en su última vuelta. Pol Solà fue sexto, a pesar de ser el más rápido en el segundo sector, y Brian Uriarte finalizó octavo.
El sábado al mediodía, bajo un sol abrasador, tenía lugar la salida de la primera carrera, en la que rápidamente se formó un grupo de cuatro corredores en cabeza, entre los que se encontraban Brian Uriarte y Pol Solà. La estrategia tuvo un papel trascendental y los dos pilotos del School Team la llevaron a cabo a la perfección: “Sabíamos que teníamos que ponernos primeros siempre que fuera posible para tener controlada la carrera, y así lo hicimos”, explica Kev Coghlan, Team Manager del equipo. Al final, el vencedor fue Brian Uriarte, que se adjudicó la victoria en la misma línea de meta. Pol Solà acabó tercero y Gonzalo Pérez, décimo.
En la segunda carrera, el guión fue similar. En esta ocasión solo fueron tres los pilotos que se mantuvieron en cabeza, entre los que se encontraban otra vez Brian y Pol. La carrera no pudo terminar como es debido y fue interrumpida en la última vuelta por una bandera roja cuando los dos integrantes del School Team iban y primero y segundo. De acuerdo con el reglamento, el vencedor fue el piloto que cruzó la meta primero en la octava vuelta, que de nuevo fue Brian Uriarte. Pol Solà repitió tercera posición y Gonzalo Pérez consiguió su mejor resultado, un sexto puesto.
“Ha sido un fin de semana muy bueno. Brian ha estado perfecto y Pol ha hecho dos podios. En el caso de Pol, es verdad que ha tenido un poco de mala suerte, porque en la primera carrera encaró la recta de meta primero y le superaron en el rebufo, y en la segunda también estaba luchando por el triunfo cuando sacaron la bandera roja”, valora Coghlan. “En cualquier caso, estamos muy contentos. Tras el meeting de Navarra sabíamos que teníamos que trabajar muy fuerte para tener opciones de victoria y, tanto el equipo como los pilotos, han reaccionado muy bien”.
Asimismo, Coghlan destaca el excelente trabajo del equipo: “Han estado muy bien. Había cosas que pulir y creo que lo hemos conseguido. No hemos sufrido ningún fallo técnico y los pilotos estaban muy contentos con la puesta a punto. Hemos dado un importante paso adelante”, afirma el jefe de filas del School Team. 
La próxima cita del calendario tendrá lugar en el Circuito Ricardo Tormo de Valencia el fin de semana del 12 y 13 de septiembre, donde Monlau Repsol espera consolidar su progresión ascendente, tal y como se ha demostrado en Barcelona.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp