Buen estreno de Mari Boya con ART GP en el Formula Regional European Championship 2022

  • El piloto gestionado por Monlau Motorsport comienza la temporada en el top 10 al acabar séptimo y sexto, respectivamente, en las dos mangas disputadas durante un fin de semana exigente en Monza.
  • Logró pelear entre los mejores en unas condiciones complicadas y cambiantes debido a la lluvia, y marcó la tercera vuelta más rápida en las dos carreras.
  • “Ha sido un fin de semana muy positivo, sé que el equipo sabe que no es nuestro circuito más favorable, pero aun así hemos podido demostrar un potencial súper grande en todas las situaciones”.

El primer fin de semana de Mari Boya en su segunda temporada en el Formula Regional European Championship by Alpine (FRECA) se saldó de manera positiva, a pesar de las inclemencias meteorológicas que asolaron el legendario trazado italiano de Monza. El piloto español gestionado por Monlau Motorsport logró estar entre los mejores desde los entrenamientos libres del viernes y llegó a registrar la tercera vuelta rápida en ambas mangas. Boya cerró su actuación en Monza con un séptimo y un sexto puesto en las dos carreras celebradas.

El de Lés (Lleida) ya dejó claras sus intenciones en la jornada del viernes, durante las dos sesiones de test colectivos previos al primer evento de la temporada. El joven leridano de ART GP optó por entrenar simulación de carrera en la primera sesión con neumáticos usados, para después bajar en 1,6 segundos su mejor tiempo en la segunda y acabar segundo, a solo dos décimas y media del más rápido. El sábado, en la primera clasificación de este 2022 y encuadrado en el grupo B, consiguió marcar el cuarto mejor tiempo, lo que le dejó en la octava posición de salida para la primera carrera.

Pero el primer gran reto del año fue el intenso aguacero que empezó a caer sobre el circuito italiano antes de que los pilotos salieran de sus garajes camino de la parrilla. Calzado con neumáticos de lluvia, y desde la cuarta línea de salida, Boya gestionó con inteligencia y precaución unos primeros metros donde varios coches quedaron fuera de carrera y provocaron la entrada del Safety Car antes de completar la primera vuelta. Después de 10 minutos de neutralización, se colocó séptimo en una resalida de auténtica locura que llevó al coche de seguridad de nuevo a pista unos instantes después.

El catalán logró desenvolverse con cautela en las otras dos resalidas tras Safety Car que hubo en la primera manga, la última de ellas a una vuelta del final, y cruzó la meta séptimo, a solo 0,012 segundos del sexto y con la tercera vuelta rápida del día.

En la clasificación de la mañana del domingo, en una pista que comenzaba a secarse poco a poco pero que aún suponía un reto para los pilotos, Boya logró el segundo mejor tiempo del grupo B, haciéndose con la cuarta posición para la parrilla de la segunda carrera. El catalán logró mantener su puesto de salida en una primera frenada rueda a rueda con uno de sus rivales y aguantó el tipo durante varias vueltas. Pero la falta de temperatura de sus neumáticos delanteros le jugó dos malas pasadas, la última de ellas tras el Safety Car, a 13 minutos del final, y cruzó la meta en sexta posición, de nuevo con la tercera vuelta rápida de la carrera.

“Ha sido un fin de semana muy positivo, sé que el equipo sabe que no es nuestro circuito más favorable, pero aun así hemos podido demostrar un potencial súper grande en todas las condiciones. Las sensaciones del viernes después de la FP2 fueron inmejorables y el coche se comportó súper bien. El sábado fue una clasificación extraña y no pudimos demostrar todo lo que teníamos por diferentes circunstancias en cada una de las tres vueltas. Pero acabé bastante contento por ser cuarto de mi grupo y octavo de la general”, analiza Boya su primer fin de semana de la temporada.

“La primera carrera fue sobre mojado y el equipo estaba bastante confiado con el setup para lluvia. Después de una muy buena salida, fue muy difícil adelantar porque no se veía la pista por el spray de los coches de delante. Pero pude hacer la tercera vuelta rápida de carrera a poco de los de delante y las sensaciones con el coche fueron buenísimas, sobre todo en frenada y en salida de curva. El domingo, la carrera fue totalmente en seco, pero el ritmo fue un poco justo y me costó calentar los neumáticos. Cuando ya lo había logrado, marqué la vuelta rápida de carrera hasta ese momento, pero salió el Safety Car y las ruedas volvieron a perder temperatura. Nos llevamos unos buenos puntos, no demostramos nuestro potencial real, pero queda mucha temporada y estoy seguro de que seremos capaces de hacerlo”.

La próxima cita de Mari Boya en el Formula Regional European Championship by Alpine será el fin de semana del 7-8 de mayo, esta vez con el mítico trazado de Imola como escenario. Precisamente, el Autódromo Enzo e Dino Ferrari guarda buenos recuerdos para el catalán, que logró estrenarse con dos top 10 en su debut en la categoría a mediados de abril de 2021.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp