La igualdad en clasificación y la agresividad rival en carrera condiciona la actuación

  • Doble aparición en zona de puntos para Robert de Haan (9º y 8º); Jef Machiels iguala su mejor resultado en la categoría (12º) y Niels Koolen debuta en monoplazas de la mano de la escudería barcelonesa.
  • Las igualadas tandas cronometradas, marcadas por unas diferencias mínimas entre los 30 participantes, y el exceso de fogosidad en pista  de algunos de ellos complican el progreso de los tres pilotos del equipo en el trazado navarro.
  • “Damos un paso adelante como equipo, aunque a nivel de resultados el meeting ha sido muy difícil por la gran igualdad general”, detalla David Simón, Team Manager de la escudería.

La escudería Monlau Motul Technical School abandona el circuito de Navarra, escenario del sexto encuentro de la Fórmula 4 española, con un sabor agridulce, tras un fin de semana marcado por la igualdad y en el que las circunstancias no acompañaron a sus pilotos. El conjunto barcelonés, reforzado de nuevo con un tercer monoplaza, concluyó el meeting con un botín de tres puntos, derivados de la novena y octava posición de Robert de Haan en las carreras 1 y 2, respectivamente, y una gran suma de aprendizajes para técnicos y pilotos de cara a la última cita de la temporada, prevista en Barcelona.

El equipo Monlau Motul llegaba a Navarra decidido a seguir con su progresión en la F4 española, donde se está confirmando como una de las revelaciones de la temporada. La alineación de pilotos añadía una incorporación a los habituales Robert de Haan y Jef Machiels: el jovencísimo Niels Koolen, un corredor que aterrizaba directamente del mundo del karting y que afrontaba su primera experiencia en circuito grande y sobre un monoplaza. El reto no era pequeño para la formación, máxime si tenemos en cuenta las peculiares características de los 3.933 metros del trazado navarro, que suelen ser garantía de igualdad general y dificultades para adelantar a partes iguales.

La Q1 confirmó esa tesis. Robert de Haan volvió a ser el mejor piloto de la Monlau Motul Technical School con un crono de 1:41.331, a sólo 0,5” de la pole, pero en una alejada undécima plaza. Jef Machiels y Niels Koolen, por su parte, clasificaban a apenas 1,1” del mejor registro, pero en 23ª y 24ª posición, respectivamente, lo que dimensiona la igualdad general, tal y como subraya el Team Manager de la escudería, David Simón: “Todo estaba muy apretado, y encima no tuvimos suerte en las cronos. Nos costó mucho encontrar un hueco en el tráfico y enlazar una vuelta buena, y esto terminó por condicionarnos en las tres carreras”.

La primera cita puntuable, celebrada el sábado por la tarde sobre asfalto seco y condiciones otoñales, confirmaba los pronósticos y revelaba las dificultades y el riesgo que entrañaba adelantar en Navarra. Robert de Haan se llevó la mejor parte, con un noveno puesto que reporta dos puntos más a su clasificación y al certamen de equipos, mientras que Jef Machiels y Niels Koolen concluyeron en 17ª y 26ª plaza, respectivamente.

El grueso de la actividad se concentró, como es habitual, en la matinal del domingo, con una clasificación más y dos carreras puntuables. La Q2, celebrada bajo unas temperaturas diametralmente opuestas a la jornada anterior (unos 12ºC en el ambiente y poco más de 14ºC sobre el asfalto) mantuvo la tónica imperante, pero la mejora de rendimiento de los tres pilotos de la Monlau Motul Technical School no fue suficiente para permitirles dar un salto adelante en parrilla: De Haan quedó a sólo 0,389 segundos de la pole –pero en décima plaza–; Machiels, en P22 (a 0,9” del mejor crono) y Koolen, en P24.

La carrera corta, celebrada poco después, volvió a situar a Robert de Haan en zona de puntos (8º) y a Machiels y Koolen recuperando posiciones respecto a sus casillas de arrancada, 22º y 23º, respectivamente. El piloto belga fue el mejor del equipo en la tercera cita, disputada a 25 minutos más una vuelta, tras concretar una remontada espectacular –del 22º al 12º puesto, con lo que iguala su mejor prestación de la temporada. Idéntica tesitura para Koolen, que firmó su actuación más destacada del fin de semana en 18º lugar. Ambos resultados contrastan con el abandono de Robert De Haan, que fue víctima de la agresividad rival, una tónica en la pista navarra, como apunta David Simón: “El nivel de contactos y la intensidad de las luchas está subiendo mucho. Se registraron demasiados incidentes de los que, por desgracia, no nos salvamos. Robert no pudo evitar uno de ellos y acabó empujado a la puzolana cuando rodaba en zona de puntos”.

Concluida la cita navarra, Simón valoraba la actuación del equipo en general y de sus pilotos en particular: “En líneas generales, volvemos contentos. Hemos dado un paso adelante como equipo, si bien a nivel de resultados no estamos tan satisfechos como en las citas precedentes. Si valoramos el rendimiento individual, con Robert compartimos la sensación de que deportivamente lo podríamos haber hecho mejor, especialmente en clasificación, pero al final completó dos carreras en zona de puntos y lo echaron de pista en la tercera cuando tenía ese objetivo al alcance. Jef  Machiels, por su parte, firmó unas carreras impresionantes, siempre recuperando posiciones, y cerrando el fin de semana con una tercera cita que nos deja un gran sabor de boca. En su caso, debemos seguir afinando la precisión en el trabajo de mentalización para las cronos, porque en competición demuestra siempre un buen rendimiento. Por último, aplaudimos el debut de Niels Koolen, que se despide de Navarra yendo de menos a más y con un buen bagaje a nivel de experiencia, tras completar las dos cronos y ver el banderazo en las tres citas”.

La Monlau Motul Technical School despedirá la temporada en la Fórmula 4 española en casa, con motivo del evento en el Circuit de Barcelona-Catalunya, previsto los próximos 11, 12 y 13 de noviembre.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp