Los futuros ingenieros de Monlau Repsol completan con éxito sus últimas prácticas

Los alumnos del Máster presencial en Ingeniería de Motorsport de Monlau Repsol Technical School culminaron sus proyectos de motociclismo y automovilismo.

Sin duda, el Máster de Monlau Repsol ofrece una combinación entre teoría y práctica que es fundamental para nuestro futuro profesional”, añadió Pedro Miñano, alumno de la duodécima edición del Máster de Ingeniería en Motorsport.

Los alumnos del Máster presencial en Ingeniería de Motorsport de Monlau Repsol Technical School culminaron sus proyectos de motociclismo y automovilismo. Para la ocasión, los futuros ingenieros de Motorsport se dividieron en sus especialidades. Los estudiantes de motociclismo eligieron el trazado tarraconense de Calafat para su última prueba. Los alumnos se dividieron en dos grupos, uno por motocicleta (European Talent Cup y CBR600RR). Dicha circunstancia les permitió desarrollar el mismo proyecto de forma paralela y realizar la totalidad de tareas programadas, incluida la adquisición de datos y el report o informe final.

Durante la práctica final, los estudiantes contaron con la colaboración de técnicos e ingenieros en activo del Team Estrella Galicia 0,0 y dos de sus pilotos, su elevado nivel de pilotaje con estas motocicletas resultó de gran ayuda para los alumnos durante las diferentes tandas que organizaron en Calafat, siempre bajo la supervisión del claustro de profesores.

Carlos Torrado, coordinador del Máster, afirmó que “el proyecto es muy positivo. Los alumnos salen de la escuela con los conocimientos necesarios para dar sus primeros pasos en el mundo del motorsport.”.

El alumno Pedro Miñano añadió: “Este proyecto ha sido apasionante, ya que hemos desarrollado una instalación de adquisición de datos desde cero en una CBR600R, y trabajado sobre una moto de competición en activo como es una European Talent Cup. Sin duda, el Máster de Monlau Repsol ofrece una combinación entre teoría y práctica que es fundamental para nuestro futuro profesional.”. 

Los alumnos de la especialidad en automovilismo culminaron el proyecto en el Circuit de Barcelona, donde dispusieron de un Cupra León Competición. El mismo vehículo con el que la escudería de la escuela participó en el certamen español TCR Spain. Vuelta a vuelta, los futuros ingenieros de competición pudieron utilizar todas las herramientas de gestión relacionadas con la celebración de un test. Se encargaron de tareas diversas como elección de neumáticos, control de temperaturas, cronometraje, adquisición de datos, comunicación con los pilotos y modificaciones de set-up. En definitiva, detectar problemas y buscar soluciones en busca de los mejores resultados, como en la vida real. Todo ello bajo la supervisión del responsable del proyecto David Simón.

“Hemos podido celebrar una práctica de alta calidad y máximo realismo. Las circunstancias en la pista cambiaron a mojado y los alumnos consiguieron solventar los problemas rápidamente. Estamos muy orgullosos y satisfechos con el trabajo previo desarrollado por los alumnos, pero también con el que han realizado en el circuito, donde han sabido reaccionar con eficacia a los típicos imprevistos”, valoraba David Simón.

Sin duda, una gran experiencia para los estudiantes de la duodécima promoción del Máster en Ingeniería de Motorsport. El siguiente turno será de los especialistas en motociclismo que vivirán su práctica final en Calafat. Les faltará muy poco para concluir los estudios que les preparan para dar el salto a la élite del motorsport, con el sello de Monlau Repsol Technical School.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp